Juguetes

Juguetes para perros

A los perros les encanta jugar, tanto con sus dueños como por su cuenta. El juego es una actividad muy importante para su desarrollo. Cuando un perro es cachorro con los juegos aprende a relacionarse con su madre y sus hermanos, de esta forma adquiere ciertas conductas básicas para poder relacionarse con los individuos de su especie; cuando es adulto el juego le estimula, le ayuda a hacer ejercicio y le entretiene.

Los juguetes son una herramienta muy útil para que los dueños puedan jugar con su perro y estrechar lazos afectivos . Son el complemento ideal para tener una relación completa y en muchas ocasiones actúan como herramienta de trabajo, como apoyo en la educación y para ayudar a solucionar algunos problemas de conducta.

¿Cómo elegir el juguete más apropiado?

Es importante que un juguete sea adecuado a la edad del perro, al tamaño, a su condición física y que sea seguro.

El juguete debe tener un tamaño apropiado; si es demasiado pequeño puede tragárselo, lo que puede llevar a la asfixia o producir problemas de obstrucción. Hay que evitar cualquier tipo de juguete con partes que puedan desprenderse al morder y hay que tener cuidado con cuerdas, cintas o bandas elásticas, que pueden despertar interés en un perro curioso, pero nunca serán buenos juguetes.

Juguetes para cachorros

Los cachorros se exponen paulatinamente a distintas situaciones, personas y objetos. Están creciendo, son curiosos y descubren el medio que les rodea. Hay que ayudarles a tener buenos hábitos y a que crezcan de manera equilibrada. Con el cambio de dentición habrá que proporcionarles juguetes seguros para masticar, le aliviarán las molestias y le ayudarán a favorecer el desarrollo de hábitos de masticación apropiados. Deben ser lo suficientemente grandes para que el cachorro no pueda tragarlos.

Los juguetes blandos, que se sujetan con facilidad, están también indicados en esta etapa. Los "peluches" pueden servir al cachorro como algo más que un juguete, ya que lo usan, por ejemplo, para dormir tranquilos y sentirse protegidos.

Juguetes para adultos

A partir de la edad adulta, un año en razas pequeñas y hasta dieciocho meses en razas gigantes, es hora de renovar los juguetes. Unos dientes fuertes hacen  necesario cambiar los juguetes por otros más resistentes. Hay que cambiarlos con frecuencia necesaria para evitar que el perro pierda interés y es posible porque hay una cantidad enorme de juguetes disponibles y de ideas para jugar. La regla es potenciar el ejercicio físico y la estimulación mental; unos que conlleven practicar “deporte” y otros que conduzcan a desarrollar actividades y retos que ejerciten su capacidad “intelectual”.

Juguetes para perros en edad madura

Cuando un perro entra en la edad madura le sigue gustando jugar; los juguetes y los juegos siguen siendo importantes para la salud y para mantener la forma física. Además, sigue teniendo ganas de divertirse, solo hay que adaptar los juegos y juguetes a esta etapa de la vida. La actividad física y mental realizada le será muy beneficiosa y ayudará a su perro a mantenerse más sano y más jovial.

Los juguetes estarán pensados para estimularlos mentalmente y fomentar el juego y el ejercicio físico acorde a esta etapa. Los materiales deberán adaptarse a esta etapa de la vida, por ejemplo, juguetes de goma más suave pensados para encías, mandíbulas y dientes envejecidos resultarán más agradables en la boca del perro y permitirá a los perros de edad avanzada masticar fácilmente sin cansarse ni realizar sobreesfuerzos.

 

Algunos tipos de juguetes

Pelotas

La pelota es un clásico dentro del mundo de los juguetes caninos: cogerla, tirarla y perseguirla. Además, los dueños pueden participar en el juego e interaccionar con el perro lanzándosela. La pelota también debe ser específica para el perro, así, nos aseguramos que no está fabricada con materiales tóxicos y que no supone un peligro porque se pueda desprender alguna parte que provoque un atragantamiento. Hay que tener en cuenta que no todas las pelotas soportan la mordida de todos los perros y buscar pelotas adaptadas a la edad y tamaño.

Frisbees y discos voladores

Los Frisbees también son una buena opción, sobre todo si a su perro le gusta jugar a traer cosas. Es un juego accesible a todas las razas de perros  y es divertido. Para elegir uno, busque que sea de goma o plástico suave o tela, luego hay que hay que enseñarle el ejercicio de “buscar y traer”.

 

Juguetes sonoros

Los juguetes con pitos pueden resultar muy divertidos para los perros. La mayoría están contentos con sólo morder el juguete y hacerlo sonar pero algunos sentirán que necesitan sacar aquello que produce el ruido así que es mejor asegurarse que el “pito” está bien fijado.

Juguetes de goma dura

Los juguetes de goma dura son una buena opción porque pueden lanzarse, morderse o rodar y son muy difíciles de romper. Otra idea de juguete interesante para lanzar es uno que rebote de manera irregular. Al perro la gusta porque no puede predecir dónde irán a parar.

Juguetes interactivos

Hay juguetes que consiguen que el perro piense cómo obtener un premio que de alguna forma está escondido en el propio juguete. Pueden ser juguetes huecos que permiten introducir comida o juguetes con tapa que tienen premios dentro, etc; el perro al jugar tiene que intentar sacar la comida que hay dentro. Conseguimos que el perro esté entretenido, de hecho tiene una ventaja añadida y es que puede jugar sin que nosotros estemos presentes.

La seguridad es fundamental

La seguridad de un juguete es una prioridad a la hora de escoger entre la amplia oferta de juguetes de perro que hay en el mercado.

 

Es importante leer la etiqueta de los juguetes, en ella se debe reflejar la información necesaria sobre el producto. Todos los productos que están en el mercado deben contener información clara, veraz y suficiente sobre sus características. Las etiquetas no pueden dar lugar a equívocos, ni inducir a engaño o error sobre lo que se va a comprar. Los juguetes para el perro no son una excepción, deben contener en sus etiquetas datos sobre la calidad del producto, sus elementos, o sobre su posible peligrosidad.

Para garantizar que los productos que se adquieren cumplen los requisitos de calidad necesarios, evitar riesgos y sorpresas así como poder reclamar en caso de que sea necesario, hay que adquirir los productos en establecimientos que ofrezcan una garantía de calidad.

 

Consejos

  • Leer la etiqueta. Debe contener datos como: el animal para el que está recomendado, su tamaño, datos del fabricante o composición del producto.
  • Asesorarse en el veterinario sobre el tipo de juguete más adecuado.
  • Reemplazar los juguetes rotos.
  • Adquirir el producto en establecimientos autorizados que ofrezcan garantías.

Categorias

Articulos